lunes, 15 de septiembre de 2008

Microrrelato de Gaspar Marqués

Les nuits de Paris

Paseaba por la rue Dauphine (a continuación tres líneas de palabrería sentimental). Un hombre fue atropellado. La gente gritaba “¡Deténgase!”. El cochero era un bruto desaprensivo; ese cochero culpable hizo restallar su detestable látigo para huir. La rueda paso por encima del pecho del infortunado (otras tres líneas de perorata). Un borbotón de sangre. El carruaje ha desaparecido. He perdido mi agilidad de antaño. No pude alcanzarlo. (Historia lastimosa de una joven transeúnte: el hombre es su padre). El hombre murió a media noche.
Restif de la Bretonne, (1794)

 
visitor stats Add to Technorati Favorites